ASERTIVIDAD

Hace unos cuantos años, a razón de la adolescencia de mi hija, oí hablar del concepto de asertividad. En aquel momento pensé: “otro palabro” y si os soy sincera, no me quedo muy (nada) claro, pero ahí lo deje…

Resulta que en esta vida, lo que no integras o comprendes, cuando en ella aparece, sean ideas, sean experiencias… ¡vuelven a aparecer! Doy fe.

Y hace unos meses, claro está, volvió, como el que no quiere la cosa, callandito, vaya…

Pero vamos por partes.

¿Qué es la asertividad?

Muchos y muchas ya lo sabréis. La asertividad suele definirse como la capacidad de expresar las opiniones, los sentimientos, las actitudes,  los deseos y reclamar los propios derechos, en el momento adecuado, sin ansiedad excesiva, y de una manera que no afecte a los derechos de los demás.

Una persona asertiva pues, se respeta a sí mismo (autoconfianza) y a los demás (empatía), escoge por sí mismo, puede conseguir sus objetivos, no le tiene miedo a decir que NO, expresa sus sentimientos, negocia el cambio o solución.

¿Por qué os hablo hoy de la asertividad?

Sencillo. La asertividad es una de las actitudes que el líder de hoy en día ha de tener. No es lo mismo ser jefe que ser líder. El capital humano de nuestras empresas, que es la mayor riqueza que podemos tener, demanda liderazgo, no patronazgo. Y cuanto más asertivos seamos, más se implicará nuestra gente.

Y esta actitud, que como todo en esta vida se puede implementar en nuestra conducta, nos servirá no sólo a nivel profesional, sino también a nivel personal.

De verdad, probadlo!

 

Sonia Mancebo

Directora de Rindemas, s.l.

Comparte en las redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
2019-12-03T19:36:38+00:00 Comentarios desactivados en ASERTIVIDAD