INGRESO MÍNIMO VITAL

INGRESO MÍNIMO VITAL

El pasado 29 de Mayo se publicó el decreto del ingreso mínimo vital en el Boletín Oficial de Estado (BOE), aprobado por el Consejo de Ministros.
https://www.boe.es/eli/es/rdl/2020/05/29/20
En él, se especifican los requisitos necesarios para poder ser beneficiarios.
El plazo para solicitarlo comienza el 15 de Junio de 2020.
A continuación haremos un breve resumen.
El IMV va destinado a aquellas personas o a aquellas unidades de convivencia que se encuentren en situación de vulnerabilidad y se comprendan entre los 23 y los 65 años.
El importe del Ingreso Mínimo Vital varía dependiendo de las circunstancias de cada hogar, con unos importes que van desde los 462 euros hasta los 1.015 euros mensuales. Es decir, un adulto que viva solo, para beneficiarse de esta ayuda, no podrá tener unos ingresos superiores de 5.538 euros al año (461,50 euros/mes); en el caso de una familia completa no podrán superar los 12.184 euros anuales (1.015 euros/mes).

ANEXO I

Escala de incrementos para el cálculo de la renta garantizada según el tipo de unidad de convivencia para el ejercicio 2020

Escala de incrementos
Un adulto solo. 5.538 € (renta garantizada para un adulto solo).
Un adulto y un menor. 1,52
Un adulto y dos menores. 1,82
Un adulto y tres o más menores. 2,12
Dos adultos. 1,3
Dos adultos y un menor. 1,6
Dos adultos y dos menores. 1,9
Dos adultos y tres o más menores. 2,2
Tres adultos. 1,6
Tres adultos y un menor. 1,9
Tres adultos y dos o más niños. 2,2
Cuatro adultos. 1,9
Cuatro adultos y un niño. 2,2
Otros. 2,2

En cada unidad de convivencia, podrán solicitarlo uno de los integrantes en el caso de que estén unidas entre sí por vínculo matrimonial o por pareja de hecho, durante al menos el año anterior a la solicitud de la prestación. En el caso en el que en el mismo domicilio convivan personas sin ningún vínculo, podrán beneficiarse un máximo de dos personas por domicilio.
Se podrán beneficiar también aquellas familias que se encuentren de alquiler, siempre que el gasto del alquiler sea superior al 10 % del ingreso mínimo vital que le corresponda a la unidad familiar.
El decreto también establece la exención del pago de matrículas universitarias del curso 2020/2021, para aquellas familias a las que les correspondan esta ayuda.
La percepción de la prestación del ingreso mínimo vital será incompatible con la percepción de la asignación económica por hijo o menor acogido a cargo, sin discapacidad o con discapacidad inferior al 33 por ciento, cuando exista identidad de causantes o beneficiarios de esta, sin perjuicio de la posibilidad de ejercer el derecho de opción por una de ellas.
Además, el IMV es compatible con el empleo, de forma que la percepción de esta prestación no desincentive la participación en el mercado laboral. En principio, el importe del ingreso mínimo se mantendrá y lo que está por determinar en las próximas semanas es a cuánto ascendería el nivel de ayuda asignada para ese hogar contando con los ingresos del trabajo.

Los requisitos imprescindibles son los siguientes:
– Tener entre 23 y 65 años.
– Residir legal y efectivamente en territorio español durante al menos un año inmediatamente anterior a la fecha de la solicitud. Este requisito no se les exigirá a los menores incorporados a la unidad familiar por nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento familiar permanente, a las personas víctimas de trata de seres humanos y de explotación sexual, y a las mujeres víctimas de violencia de género.
– Las personas beneficiarias deberán de haber vivido de forma independiente, es decir, si ha permanecido en situación de alta en cualquiera de los regímenes que integran el sistema de la Seguridad Social durante al menos doce meses, continuados o no, y siempre que acredite que su domicilio ha sido distinto al de sus progenitores, tutores o acogedores, durante al menos tres años antes de la solicitud del ingreso mínimo vital.
– Carecer de rentas, ingresos o patrimonios insuficientes. No computarán como ingresos los salarios sociales, rentas mínimas de inserción o ayudas análogas de asistencia social concedidas por las comunidades autónomas, y otros ingresos y rentas recogidos en el artículo 18.
– Si no están trabajando y son mayores de edad o menores emancipados, figurar inscritas como demandantes de empleo y tener una búsqueda activa de empleo.
– No ser administrador de una sociedad mercantil.
Obligaciones de los beneficiarios:
– Proporcionar la documentación e información precisa en orden a la acreditación de los requisitos y la conservación de la prestación, así como para garantizar la recepción de notificaciones y comunicaciones.
– Comunicar cualquier cambio o situación que pudiera dar lugar a la modificación, suspensión o extinción de la prestación, en el plazo de treinta días naturales desde que estos se produzcan.
– Reintegrar el importe de las prestaciones indebidamente percibidas.
– Comunicar a la entidad gestora con carácter previo las salidas al extranjero tanto del titular como de los miembros de la unidad de convivencia, haciendo constar la duración previsible de la misma. No tendrá consideración de estancia ni de traslado de residencia la salida al extranjero por tiempo no superior a quince días naturales por una sola vez cada año. La salida y estancia en el extranjero de cualquiera de los miembros de una unidad de convivencia por un período, continuado o no, de hasta noventa días naturales como máximo durante cada año natural, deberá previamente ser comunicada y justificada.
– Presentar anualmente declaración correspondiente al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.
– En caso de compatibilizar la prestación del ingreso mínimo vital con las rentas del trabajo o la actividad económica, cumplir las condiciones establecidas para el acceso y mantenimiento de dicha compatibilidad.
– Participar en las estrategias de inclusión que promueva el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, previstas en el artículo 28.1, en los términos que se establezcan.
– Cualquier otra obligación que pueda establecerse reglamentariamente.

Obligaciones de las personas integrantes de la unidad de convivencia:
– Comunicar el fallecimiento del titular.
– Poner en conocimiento de la administración cualquier hecho que distorsione el fin de la prestación otorgada.
– Presentar anualmente declaración correspondiente al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.
– Cumplir las obligaciones que el apartado anterior impone al titular y este, cualquiera que sea el motivo, no lleva a cabo.
– Si no están trabajando y son mayores de edad o menores emancipados, figurar inscritas como demandantes de empleo, salvo en los supuestos que se determinen reglamentariamente.
– En caso de compatibilizar la prestación del ingreso mínimo vital con las rentas del trabajo o la actividad económica, cumplir las condiciones establecidas para el acceso y mantenimiento de dicha compatibilidad.
– Participar en las estrategias de inclusión que promueva el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, previstas en el artículo 28.1, en los términos que se establezcan.
– Cumplir cualquier otra obligación que pueda establecerse reglamentariamente.

Documentación a presentar:
– DNI de todas las personas que formen la unidad familiar.
– Libro de Familia.
– Certificado de empadronamiento.
– En casos de separación o divorcio, se acreditará con la presentación de la demanda o resolución judicial.
– En el caso de mujeres víctimas de violencia de género, deberán acreditar la condición de víctima de violencia de género.
– Certificado cuenta bancaria o fotocopia de la cartilla.
– Solicitud del modelo normalizado facilitado por la Tesorería General de la Seguridad Social.

Para cualquier duda o consulta, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarle.

Departamento Laboral de RINDEMAS.

Comparte en las redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
2020-06-03T11:23:03+00:00 Comentarios desactivados en INGRESO MÍNIMO VITAL
Call Now Button
Abrir chat
Powered by